domingo, 13 de febrero de 2011

Irresponsabilidad Gubernamental, Indigenas , ambientalistas y Circo Mediatico (un asqueroso emparedado)

Hasta la coronilla con el tema de las minas. Cuanta hipocresia de lado y lado. El señor feudal asegurando que la mineria necesita reglamentarse, que como actualmente es un solo desorden justifica la aprobacion de el codigo minero. Como si las leyes por si solas hayan historicamente evitado los desmadres a nivel nacional. Los que estan a favor, no de la reglamentacion, la cual aseguro no sean dignado en ojear, auguran chorros de billete entrando a la economia gracias a la explotacion minera. Como si el billete por si solo cambiase la mal llamada idiosincracia de el panameño. Lo que no admiten es el asquerozo peladero (tal vez reforestado caprichosamente) producto de la devastacion que la mineria dejara tras su paso, y que el grueso de el billete volara fuera de nuetras fronteras con la excepcion de las tajadas que seguramente recibiran los mismos bellacos criollos, los de siempre. Por otro lado los ambientalistas que  se autoproclaman defensores de la naturaleza pero que nada real proponen en beneficio de aquellas comunidades indigenas que han existido al margen de el desarrollo (subdesarrollo mas bien), y que solo son parte de el plato fuerte electorero de los politicos en tiempo de votaciones.  Y los medios, como si fuera poco, exageran lo que llega a sus mesas de redaccion, pero de propuestas.....bien y usted. Son incapaces de establecer algo tan simple como un sistema de reciclaje de papel, a menos que en ello el estado haga su parte. O sea sino hay nada para ellos, no les interesa. Nos muestran unos tibios intentos de conciencia ecologica solo para no quedar mal (estoy suscrito a uno que se me entrega diariamente, no se como no lo pueden recoger de igual manera) pero aparte de cuasi informar, no son capaces de realizar una campaña seria de concientizacion ciudadana, a ver si dejamos de ser unos cochinos. Y dudo que sus principales dignatarios esten dispuestos a dormir sin aire acondicionado para disminuir el consumo de energia con la esperanza de que no se construyan mas hidroelectricas. 

En medio de este emparedado sicodelico terminan los indigenas, los mas afectados, y quienes justamente tienen mas derecho sobre esas tierras. No se debe a ellos que el mal llamado mundo civilizado este hambriento de minerales, o que los actuales descendientes de quienes los sometieron y explotaron no sobrevivan sin un bombillo electrico. Jamas pidieron ser colonizados, pero aun lo siguen siendo, irremediablemente.

La explotacion minera debe ser estudiada tomando en cuenta todo sus aspectos. Desgraciadamente pareciera que nuestro pais careciera de entes pensantes, sin arraigos politicos ni romanticismo impractico. Simplemente no estamos listos para la explotacion minera. Los intereses individuales y de estados extranjeros son a todas luces el motor que las impulsa, y no el bienestar de los nacionales, incluyendo los indigenas. El gobierno deberia suspender y revisar los proyectos mineros en funcionamiento. La agricultura y la ganaderia extensiva ya destruyeron las provincias centrales (leanse De selvas a Potreros de el Dr. Stanley Hackedon) y la mineria como se esta concibiendo hara lo suyo con lo que queda de nuestras montañas. Al final todos vamos a perder, bueno no todos, los bellacos de siempre se aseguraran de que al menos generaciones de sus descendientes queden con un buen billullo.

Saludos ( a quien le interese)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada