domingo, 19 de junio de 2011

Dia de El Padre

no pretendo que seas como yo, espero que seas cien mil y una vez mejor que yo, y sobretodo espero que seas tu mismo. Me he equivocado en ocasiones y probablemente lo siga haciendo, pero solo gracias a ti he podido rectificar. Con tu impaciencia he aprendido a esperar, hiciste mio tu dolor, y tu sonrisa se torno en mi alegria haciendo que se desvanecieran la incertidumbre y la ansiedad. Desde hace ya tiempo lo importante dejo de serlo, pues lo has desbancado completamente para ocupar su lugar. No ha sido facil, ni dificil, ha sido simplemente maravilloso. Y lo seguira siendo.
Cada vez que te quiero enseñar termino aprendiendo contigo y de ti. A veces creo conocerte por completo, y me doy cuenta entonces que eres tu el que sabe realmente quien soy.
Gracias a ti tengo el privilegiado honor de ser PADRE.   Sigamos adelante hijo,   explorar el camino es asunto de los dos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada